¿De verdad la comida no alcanza para todos ?

Con el incremento de la población mundial una de las interrogantes más inquietantes es: ¿Qué comerán estas generaciones que están por venir?, la capacidad de regeneración de los ecosistemas del mundo y su desmedida sobre explotación pone en duda que las necesidades alimentarias puedan ser satisfechas ante la creciente demanda del mundo, pero en esta ocasión se hará un énfasis especial en Oaxaca, tierra de muchas riquezas y carencias al mismo tiempo.

La variabilidad de las condiciones climáticas de los últimos años, el debilitamiento económico por conflictos o por la pandemia de COVID-19 son los principales enemigos en la lucha por reducir el hambre y la desnutrición en el mundo, además, cabe resaltar que no solo se trata de llenar el estómago, sino de hacerlo con dietas saludables y balanceadas. El problema es más visible si nos apoyamos en el gráfico 1 obtenido del informe de seguridad alimentaria y nutrición en el mundo muestra la trayectoria de 15 años en porcentaje de la población y en millones de personas. De 2014 a 2019 se aprecia una relativa estabilidad en el número de personas subalimentadas pero a partir de este año el indicador aumenta.

NOTAS: * Los valores previstos para 2020 en la figura se ilustran con líneas de puntos. Las zonas sombreadas indican los límites inferior y superior del rango estimado.
Gráfico 1. Prevalencia de la subalimentación en el mundo, 2005-2020. Fuente: FAO

En el caso de Latinoamérica puede apreciarse en el gráfico 2 que en cuestión de subalimentación se encuentra detrás de África y Asia con 60 millones de personas que sufren hambre. Sin embargo, el problema no solo radica en las capacidades agrícolas o comerciales de los países, también es importante el uso de estas pues el desperdicio de comida está presente tanto en países desarrollados y subdesarrollados ya que este tiene impacto incluso más allá de la salud y la nutrición de muchas personas; también tiene un impacto ambiental, social y económico. Un informe del Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) indica que aproximadamente el 37% de los alimentos que se produce a nivel mundial no llegan al consumidor final, lo cual equivale a más de 2,500 millones de toneladas de comida desperdiciada. Esto significa que si existe la posibilidad de que todos tengan acceso a la alimentación, pero al no poder llegar a los estómagos de millones también se está destruyendo bosques, consumiendo cantidades ingentes de agua y generando emisiones de efecto invernadero y todo esto solo para que una tercera parte de lo que produce la tierra termine en la basura.

Gráfico 2. Numero de personas subalimentadas (en millones) Fuente: FAO URL: https://www.fao.org/3/cb4474es/cb4474es.pdf

El desperdicio de comida en México surge en los primeros eslabones de la cadena de valor y estas son algunas posibles causas de acuerdo con la directora de alianzas estratégicas en innovación de (BAMX):

  • Poca tecnología implementada en el campo.

  • Falta de infraestructura para movilizar los productos perecederos.

  • Falta de valoración al trabajo del agricultor.

  • Sequía.

En términos económicos, estas perdidas ascienden a 750 millones de dólares anuales, en lo ambiental equivale a la polución que generan 16 millones de autos, esto ha sido dicho por el banco de alimentos de México (BAMX).

En el caso muy particular de Oaxaca, con más del 60% de la población en situación de pobreza, las bondades de la tierra y sus distintos climas aptos para la producción de diferentes productos agrícolas contrasta con la falta de planeación e infraestructura al momento de echar a andar la distribución de lo producido en el campo. El banco de alimentos de Oaxaca afirma que el 50% del total de los residuos captados en los tiraderos es comida, cifra alarmante por las condiciones de pobreza alimentaria en la que viven miles de personas en dicho estado. La mayoría de este desperdicio de recursos tiene lugar en la central de abastos, punto de reunión de cientos de agricultores de diferentes partes que buscan comercializar sus productos.

La falta de planificación de la infraestructura que rodea al mercado más grande del estado y la nula acción del gobierno por mejorar la situación ha causado gran deterioro por contaminación en la zona, poniendo en riesgo a la salud de miles de ciudadanos. Comerciantes, vendedores de comida, agricultores y vecinos del lugar se han encargado de atiborrar de basura las riveras del rio Atoyac, el cuál en su tiempo gozó de gran belleza y de aguas limpias y cristalinas; actualmente es un foco de desperdicios y enfermedades por el agua contaminada.

Aunque el deterioro ambiental se encuentra en estado muy avanzado no es imposible corregirlo; la rehabilitación y planificación sustentable depende de una colaboración de todos los ciudadanos coordinados con el gobierno del estado y asociaciones civiles. El reciclado de basura es una oportunidad de negocio y de encontrarle un mejor uso a las más de 100 toneladas de basura que se generan en la central de bastos cada día. En naciones como Países Bajos o Austria se recicla el 80% de los desperdicios, pero la previa separación de los residuos desde casa es una parte fundamental para lograr estos estándares, además de un sistema adecuado de trata de desechos. En nuestra generación está la posibilidad de crear un cambio real en nuestras tendencias de consumo o de mantener una postura pasiva que espere sin mucho alebrestarse el inminente colapso ambiental.



Bibliografía

  • Avendaño, A. P. (2022). 37 hombres en Oaxaca contra 100 toneladas de basura. El Imparcial de Oaxaca. Recuperado 20 de julio de 2022, de http://imparcialoaxaca.mx/la-capital/151604/37-hombres-en-oaxaca-contra-100-toneladas-de-basura/

  • Alimentos contaminados causan más de 200 enfermedades (20:39 h). (2015, 7 abril). ADN - Agencia Digital de Noticias Sureste. Recuperado 20 de julio de 2022, de https://www.adnsureste.info/alimentos-contaminados-causan-mas-de-200-enfermedades-2039-h/

  • La tierra que todo lo da. Banco de alimentos. Recuperado 30 de julio de 2022, de https://bamx.org.mx/la-tierra-que-todo-lo-da/

  • Newsweek en español Oaxaca. (2019, 22 mayo). No más desperdicio de alimentos en restaurantes: Congreso. Newsweek en Español. Recuperado 30 de julio de 2022, de https://newsweekespanol.com/2019/05/no-mas-desperdicio-alimentos-restaurantes-congreso/#:%7E:text=De%20acuerdo%20con%20el%20Banco,decir%2C%20al%20menos%20400%20toneladas.

  • WWF. (s. f.). panda. Recuperado 30 de julio de 2022, de https://wwf.panda.org/es/que_hacemos/alimentos/desperdicioalimentos/

  • Informe sobre el desarrollo mundial 2022. (2022). World Bank. https://www.bancomundial.org/es/publication/wdr2022?

  • El desperdicio de alimentos daña al clima, el agua, la tierra y la biodiversidad. (2021). FAO. https://www.fao.org/news/story/es/item/196368/icode/

  • Vision Global Juarez.org. (2017, 9 diciembre). EXCESIVO DESPERDICIO DE COMIDA. Vision Global Juarez - CD Juarez, Chih. http://visionglobaljuarez.org/excesivo-desperdicio-comida/



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo