Alimentación, sociedad y derechos humanos.



La buena salud y el bienestar son elementos clave para el florecimiento humano, los cuerpos y las mentes sanas son necesarios para el desarrollo y la transformación, y en el centro del bienestar general está una dieta saludable. La comida forma una parte enorme de nuestra identidad, la buena alimentación contribuye en gran medida a nuestra salud física y mental y, lo que es más importante, la comida puede ser una herramienta de transformación que puede conducir a la realización de otros objetivos. Reconocer la buena salud y la alimentación nutritiva como un derecho humano fundamental, tal y como se recoge en el artículo 25 (1) de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), "toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación...", es el punto de partida para adoptar prácticas alimentarias saludables y trabajar por la eliminación del hambre en todo el mundo, de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, en particular el objetivo 2 de hambre cero y el objetivo 3 de buena salud y bienestar.


Sin embargo, no basta con comer bien, es importante adoptar una cultura alimentaria saludable, debemos ser conscientes no sólo de los alimentos que tenemos en la mesa, sino de todo el proceso de producción y preparación de los mismos. Nuestro objetivo debe ser promover la producción sostenible de alimentos y mitigar su desperdicio. Individualmente, tenemos que empezar a hacernos preguntas como: ¿Quién ha producido nuestros alimentos? ¿Cómo de sostenible ha sido la producción? ¿Se ha comerciado de forma justa con los agricultores y productores locales? Teniendo en cuenta el impacto que tenemos al promover el comercio justo, apoyamos a los productores locales y les ayudamos a alcanzar sus objetivos personales y también a contribuir indirectamente al desarrollo de sus comunidades. Cuando apoyamos a los productores que practican la producción sostenible de alimentos, también estamos protegiendo activamente nuestro medio ambiente, en consonancia con el objetivo 12 de los ODS de la ONU sobre el consumo y la producción responsables.


Tenemos que replantearnos la idea de la alimentación como un mero alimento, sino como un derecho humano fundamental y un paso clave en el desarrollo. Un pueblo hambriento no puede desarrollar la sociedad. Cuando pensamos en la alimentación debemos pensar en los derechos humanos, el desarrollo y la sostenibilidad. La alimentación sana, el consumo responsable, la producción sostenible y el comercio justo es el punto de encuentro entre la alimentación, la sociedad y los derechos humanos.





Referencias


Sdgs.un.org. 2022. LOS 17 OBJETIVOS | Desarrollo Sostenible. [en línea] Disponible en: <https://sdgs.un.org/goals> [Consultado el 10 de agosto de 2022].


Naciones Unidas. 2022. Declaración Universal de los Derechos Humanos | Naciones Unidas. [en línea] Disponible en: <https://www.un.org/en/about-us/universal-declaration-of-human-rights> [Consultado el 10 de agosto de 2022].


Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo